+34 96 578 00 00 info@vivesponshomes.com

Disponer de una vivienda en la Costa Blanca es apostar por calidad de vida  tanto en todas las épocas del año, tanto en invierno como en verano. Muchos son los detalles que justifican el atractivo de esta zona: la temperatura agradable y los días soleados la mayor parte del año; las maravillosas playas y calas de agua cristalina; los puertos, con sus restaurantes de máxima categoría y zonas de ocio; los parajes montañosos entre los que destaca el Montgó, que enlaza a dos de las poblaciones más atractivas de la zona, Dénia y Jávea.
La Costa Blanca recibe su nombre debido a las playas de arena blanca que recorren más de 200 kilómetros del litoral mediterráneo. Destaca su zona norte con destinos como Dénia, Moraira o Jávea.
La Costa Blanca norte aporta una mezcla perfecta de mar y montaña. En ella podemos disfrutar de calas remotas y playas rodeadas de valles verdes alimentados con las lluvias del otoño y el invierno.
Existen muchas villas con vistas al mar situadas en colinas. Dénia, la ciudad más grande y popular de la zona norte, es ejemplo de este tipo de disposición urbanística. Benissa, Jávea, Moraira y Altea también exhiben desde sus montañas la influencia de la arquitectura contemporánea.