Desde Dénia hasta Calpe, desde Jávea hasta el encanto de la interior de la Vall de Pop… La Costa Blanca, y la Marina Alta en particular, es un enclave único para vivir o disfrutar de temporadas de descanso y desconexión. Su gastronomía, su privilegiado clima y sus paisajes únicos son sin duda el mejor escenario para su día a día.


Denia - Costa Blanca

El destino de unas vacaciones, y por qué no, de una nueva vida frente al mar Mediterráneo. Ese es el espíritu que mueve a gente de todo el mundo cuando deciden fijar en Dénia y sus alrededores su nueva residencia.

¿El principal motivo? Quizás sea imposible de explicar. Confluyen infinidad de razones: Su clima templado durante todo el año, sus kilómetros de costa, de playas donde ondea la bandera azul que certifica la calidad de sus aguas, su excepcional gastronomía o el carácter festivo y abierto de los múltiples municipios de la zona.

La conexión de Dénia y la Marina Alta por carretera con los principales núcleos de población del levante (Valencia y Alicante) y sus respectivos aeropuertos, así como su estratégica combinación vía marítima con las Islas Baleares son otro de los atractivos que hacen de esta porción de la Costa Blanca, un lugar único donde vivir.

En definitiva, la calidad de vida y el bienestar empapa cada rincón de la Marina Alta, y en este escenario, Vives Pons Homes puede hacer realidad su sueño construyendo la vivienda que siempre había imaginado.